Fidel es un país

Fidel es un país
____________Juan Gelman

lunes, 25 de marzo de 2019

Abrazó al primer hombre; echóse a andar…

“Quizás el primer paso de la agresión no sea contra nosotros sino contra el Gobierno Constitucional de Venezuela para liquidar el último punto de apoyo en el Continente. Si esto sucede, es posible que el centro de la lucha contra el colonialismo abandone a Cuba y se sitúe en la gran patria de Bolívar. El pueblo de Venezuela saldrá a defender sus libertades con todo el entusiasmo de quien sabe que está dando la batalla definitiva, que tras la derrota está la más lóbrega tiranía y tras la victoria el definitivo porvenir de América y un reguero de luchas populares pueden asaltar la paz de los cementerios monopolistas en que se han convertido nuestras hermanas subyugadas”.

Ernesto Che Guevara


Está escrito lógicamente en otro tiempo, pero sigue siendo el nuestro, porque el imperio es el mismo, y es la misma causa la nuestra, la de la integración como única salvación latinoamericana, humana.
Arriba, hermanas, hermanos, el Che nos llama a salir cabalgando nuevamente sobre el costillar de Rocinante y con la adarga al brazo.

Masa

Cesar Vallejo

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: «¡No mueras, te amo tanto!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle:
«¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando «¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar…

 
*La cita del Che me la enviaron en un mensaje, Adrían y Dayana, hermanos bolimartianosfidelchavistas, que están al centro del combate, en el frente de esta nueva guerra. Pertenece al libro La Guerra de Guerrillas, del Che.



No hay comentarios:

Publicar un comentario