Fidel es un país

Fidel es un país
____________Juan Gelman

Diablo en Somos Jóvenes

En esta sección re-publicamos los artículos originales que aparecieron en la revista impresa desde 1998

El Diablo en Somos Jóvenes No 35
Revista mensual 205, mayo 2002
Quisiera estar en ese remoto e inefable rincón de tu espíritu, donde guardas… no sé, esas pequeñas alegrías que se atesoran como resguardos que alientan cada paso. Grande ambición para un humilde escribano de los tiempos; pero hay señales que me llegan de cuando en cuando como savia palpitante, de una pureza tal, que no tengo otro remedio que curarme de mí mismo y dar lo que no alcance mi bien. Estoy endeudado con tus sueños, tengo la inmerecida obligación de tocarte ¬–aun en la distancia (y no) que implica una hoja impresa¬– sin traicionar jamás ese empeño de permanecer en este tierno y fiel compromiso de ser… El Diablo Ilustrado     

Las grandes cosas suceden en los grandes corazones, dijo nuestro José Martí. De ahí la importancia de depurarnos cada día, de remontarnos sobre los bajos instintos o, incluso, sobre las buenas obras que logramos, para hacerlas –si no perfectas, por imposible- lo mejor que alcance nuestra fuerza espiritual. No es tarea fácil, cada paso en la vida trae al menos dos opciones y, por lo regular, la que más ilumina es la del sendero más empedrado, la que implica más renuncias, más darse que recibir. Pero el atajo de lo ventajoso no llega muy lejos, las pobres almas que lo escogen terminan reduciendo su mundo a unos pocos placeres elementales; solo quienes se proponen altos sueños –conocen, es cierto, de sacrificios y hasta penurias- llegan al umbral de la felicidad, esa que da le orgullo de ser coherente con lo que se piensa. 

20 comentarios:

  1. Que bien! Propongo q posteen todos (o la mayoria) de los escritos q aparecieron en la Revista Somos Jovenes, seria un lujo poderlos tener todos en un solo lugar... algunos todavia coleccionamos muchas de esas revistas... saludos

    ResponderEliminar
  2. Oh, sí, adoré al DI por su pluma tan tierna y amorosa...esa revista y ese espacio me recuerda mi etapa de pre. Recuerdo que daban un ejemplar por grupo y yo siempre quería quedarme con él, jajajá, me encantaba, todavía tengo como 40 de ellas en algún lugar de mi librero...

    ResponderEliminar
  3. Leunam: Eso haremos, primero con los artículos de la revista y también con los libros, para quienes quieran coleccionar esos textos. Ah, y lujo es saberte pendiente de ellos.

    ResponderEliminar
  4. Yamyleela: Yami, gracias por guardarme en tu disco duro, carpeta pre. jajaja

    ResponderEliminar
  5. Gracias por este sitio, soy fiel lectora, diría que fanática a El Diablo Ilustrado desde que se publicaba en la revista Somos Jóvenes como una sección. Tengo la mayoría d elos ejemplares y también el primer libro. Gracias a todo el colectivo realizador, especialmente, al anónimo que tanto nos deleita con sus palabras.

    ResponderEliminar
  6. Delicia: Es, sin dudas, una delicia lo que me dices, comparto tus gracias con mis compinches.

    ResponderEliminar
  7. Mi querido diablo ilustrado:
    Perdón por comenzar esta carta siendo tan posesiva, pero tu capacidad exquisita de entregarte he forjado en mí esta sensación de sentirte un poco mío, y es que en mi caso si has cumplido ese propósito de que cada lector vea sus propias historias en las que escribes en tus confesiones
    Veras, tu primer libro me acompaño durante mi adolescencia, mis esbozos de un romance, mis melancólicas rupturas, mi carrera de medicina como un cálido descanso entre un atlas de anatomía y una historia clínica reescrita, y conoció conmigo Pakistán después del terremoto del 2005,y luego Bolivia donde plagiaba abiertamente tus líneas cuando en las heladas noches de Oruro nos sentábamos en el suelo del comedor los más jóvenes de la brigada a tertuliar y filosofar sobre el amor, pero tu segundo libro ha sido sin dudas mucho más preciado para mí. Fue el regalo de cumpleaños que me dio mi papa en el 2009, y fue lo primero que puse en la maleta cuando empaque al venir para Venezuela hace tres años. Me describiste antes de conocerlo el sabor de la cachapa y la sensación de mirar los cerros empinados de Caracas
    Quizás la rutina de cada día hizo que te olvidara por un tiempo, hasta que hace unos días obligada a estar en cama por la fiebre, volví a descubrirte con otros ojos, unos más maduros por haber amado y desamado dramáticamente en estos años, y te volví a abrazar como quien se reencuentra con un viejo amante .Me sentí un poco Ada, y quizás un poco Eva, y hasta añore ser Margocita en esas líneas donde describes cuando le enseñas la verdadera esencia de un acto de entrega y amor.
    Cada dos páginas hacías brotar una lagrima evocando en tus palabras alguna de mis propias emociones perdidas, o algunos de mis fantasmas, esos que no se pueden matar sin morir, y me volvía a descubrir tan parecida a las canciones de Silvio,( Y aunque quiera renegar este sentimiento que me une a ti, no lo puedo conseguir, mi alma dice tu nombre, dice tu nombre, exige tu nombre …Que hago ahora contigo, ahora que eres la luna, los perros, las noches, todos los amigos) perfecto complemento de esta lectura, pero sobre todo recordé mi etiquetado como iluso anhelo de encontrar un hombre tan parecido a ti, que por momentos sentía que estaba leyendo las secretas confesiones de mis propios deseos
    Así que me anime a escribir esta carta al único lugar que encontré donde pensé que quizás te llegaría, solo para darte las gracias por regalarme estas sensaciones redentoras y puras que ya muchas veces no nos permitimos tener…
    Humildemente…tuya…Yaima

    ResponderEliminar
  8. Juntos en la misma senda, Yaima, qué placer me da haber sido de alguna manera compañero de viaje; te cuento, —y ahora soy yo quien coincide contigo— algo que no está en el libro: también estuve unos días en La paz; una ciudad muy florida en su calle principal, hermosa, con sus constantes subidas y bajadas, su pico Intiillimani en el horizonte, su gente conservando su cultura, sus vestidos, sus sombreritos, sus bailes…. Son muy reservados, por cierto, no te dan entrada fácil, y esto se debe, claro, a cientos de años de la explotación colonizadora, que los ha hecho recogidos y desconfiados de lo que viene a invadirlos). Esto de la conservación de sus atuendos, de su manera de hablar con el acento, los términos, y ese cantaito indígena me llamo poderosamente la atención; he estado en algunos países y Bolivia es uno de los que más se resguarda de esa globalización que nos despoja de nuestros rostros, de nuestras costumbres y poéticas. Por supuesto que hay invasión, como en todas partes, de los medios consumistas, de esa cultura hueca de modas frívolas, pero son muchos los que atesoran sus culturas sabias y ancestrales; conocí personalmente a un importante pintor Mamani Mamani, canté mis canciones entre amigos, entre gente hermosa de misión allí. Ahora recueerdo, contándote todo esto, que me llevaron equivocados a un programa de TV, a un noticiario en la mañana, parecido a Buenos días, pero de gente ricachona, y armé un debate tremendo pues la conductora me provocó abiertamente cuando supo que yo era cubano, te contaré con detalles más adelante; ahora solo quiero apuntarte, para no extenderme demasiado, que ella me tiraba con ironías sobre la falta de libertad de expresión en Cuba; yo le empecé diciendo que para tener libertad de expresión lo primero que hay que tener era expresión, saber qué y cómo expresarte, ¿de qué vale que tengas una libertad que no puedes ejercer por estar invalidado para ella? y que lo primero que había hecho la revolución es alfabetizar, enseñar a pensar, darle conocimiento a la gente. Por ahí para allá, terminé ironizándole (por ahí viene el cuento) acerca de su “rubiez”, le dije que me resultaba extaño de que todos los que aparecían en pantalla era rubios, en un país dondela inmensa mayoría era indio ¿qué libertad de expresión era aquella? La muchacha se fue poniendo roja, la risa se le congelaba (la pobre) y aquello estuvo a pubnto de ponerse malo, pues yo le cogí el hilo casi humorístico mientras ella perdía la compostura. Lo mejor es que recibí una ovación de los camarografos y gente de luces y audio, que eran todos cholos. Bueno, me has sacado algunos recuerdos de Bolivia, que más adelante retoco. Así que ahora has sido tú, Yaima, mi compañera de viaje, me he llevado tus notas de viajera y le echado encima mis recuerdos. Gracias,

    ResponderEliminar
  9. ME ha alegrado mucho dar con este sitio, soy medico cubana trabajando como docente el el hermano pueblo de Ghana ... como lo expresa Yaima en su emotiva carta, tambien soy seguidora de ese anonimo Diablo.... solo espero que en la vida real seas de veras consecuente con las cosas que expresas, pues confieso que releerlo me anima a continuar en la busqueda de ese alguien con esa sensibilidad que no puede ser exista solo en textos y peliculas ... tu libro comparte mi cabecera con el Principito y Regalo de Jueves.. Gracias por estar .... Dont give up !
    Esther

    ResponderEliminar
  10. Gracias a ti, Esther, por darte a quienes más lo necesitan y por incluir esos textos que he lanzado al viento con un coro de fantasmas entre esos libros de la nobleza espiritual como el de Saint de Exupery y el de Guillermo Cabrera, gran ser humano, con el que pude hacer amistad;soñador hasta la eternidad.
    Gracias por ser y crecer,
    Dime qué pena te puedo curar,
    yo quisiera también ser doctor
    solo deseo que para tu mal
    tenga alivio mi vieja canción.
    Lo que te doy de mortal a mortal
    se desprende gustoso de mí
    el resto espera por ti
    Silvio Rodriguez

    ResponderEliminar
  11. Diablo Ilustrado, soy de las Tunas, especialista en finanzas de la empresa eléctrica, en tu segundo libro encontré mi amigo perfecto, me sentí tan identificada con mi grupo de amigos, donde los temas de política y religión están prohibidos, son muy diversos, pues tenemos orígenes muy diferentes, uno es médico católico, otro es informático santero, el escultor es apolítico y ateo, mi esposo amante de silvio es ateo y economista igual que yo, lisy viene siendo la que media entre todos para armar la armonía del grupo y mi casa viene siendo el sitio de nuestros encuentros, bueno hablamos mal de luisito y sus relaciones, parecidas al mulato amigo tuyo. Y así nuestros temas se reducen a literatura cine amigos y alguno que otro cotilleo, del que no está presente, como suele pasar en las tertulias de personas que se quieren mucho, jajajaj
    Tu primer libro viene siendo como nuestra biblia, yo tengo una segunda edición, pero Lisy que logro tener la primera tuvo la mala suerte de prestarlo y se lo dañaron, ese día fue como cuando se pierde a un familiar en casa, o cuando se te rompe el refrigerador, porque se sufre casi similar, jajajaj

    Si un día pasas por las Tunas y deseas pasar una tarde o noche con nosotros te abrimos las puertas de nuestra casa, si quieres no nos digas ni tu nombre, para nosotros será un honor.... Te advierto que se hacer buen café... Y vamos a escuchar música de silvio...

    Maylié

    ResponderEliminar
  12. Ame el libro, ame al Diablo Ilustrado y me ame un poco más a mi misma cuando me internaba por completo entre las lineas sabias de tan agradable libro.

    ResponderEliminar
  13. Anónima amiga:Gracias por tus hondas palabras, no por halagarte esas líneas tuyas me hacen el mismo efecto; en instantes de dudas sobre lo realmente provechoso de lo hecho y apareces con tu mensaje de aliento; no encuentro mejor manera de agradecerte que enviarte el texto de esta canción que compuse, con ella te abrazo

    "Borgeada para una descarga"
    “Así mi vida es una fuga
    y todo lo pierdo y todo es del olvido, o del otro.
    No sé cual de los dos escribe esta página.” Jorge Luis Borges

    Canción adentro
    en ese más allá de todas las palabras
    está revuelto su penacho
    cual torbellino original
    de insospechadas ilusiones.

    Canción adentro
    una mirada da por fin con el traspatio de mi ser
    donde yace el poder
    de toda esa bondad
    del que no quiere más
    de lo que sabe dar

    ¿Quién desliza esperanzas por los trastes?
    ¿Quién me cuelga la vida en la respiración?
    ¿Quién pastorea los golpes de mi abismo
    gestando una señal de salvación?

    ¿Quién hace esta canción?
    ¿Quién la canta por mí?
    ¡Milagro en tu oración!
    Suerte que estás aquí.

    ¿Quién hace esta canción?
    ¿Quién la canta por mí?



    ResponderEliminar
  14. soy algarocho, anónimo que me doy para poderte decir, Amigo Diablo Ilustrado, leo y vuelvo a leer tus dos libros que tengo y hasta hoy. He logrado obtener, navegando tu pagina en Ecured. con esta motivación te pido de favor si puedes darme tu opinión: tengo en impresión una autobiografía en donde menciona la vida y mis relaciones familiares. al recibir el demo mis hijos lo leyeron y mi recriminaron la forma en relato hechos y no uso anónimos digo claro todo, Debe salir este libro?. Por otra parte te digo que deseo tener una comunicación contigo si me indicas la forma o puedo usar este medio.

    ResponderEliminar
  15. Gracias a la vida por existir ángeles como tu querido Diablo Ilustrado, que de Diablo no tienes nada, eres un ser maravilloso, como disfruto cada linea que escribes.

    ResponderEliminar
  16. Por azares he llegado a este sitio, tengo ese libro que desde la primera lectura cambio muchas cosas dentro de mi.
    solo los que han tenido el gusto de leerlo y releerlo sabran lo dificil que es buscar palabras para describir una experiencia indescriptible como poder empezar una vida nueva despues de ese pedazo de universo.

    ResponderEliminar
  17. Alguien de Venezuela me podria decir donde puedo conseguir el libro o los libros? Deseo leerlos mi pareja habla fascinada del mismo. Lastimosamente la robaron el año pasado y en su bolso tenia el libro! Alguien que por favor me ayude. Llevo buscandolo desde hace mucho ya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo el libro en fisico, y esta algo deteriorado y me encantaria tenerlo en mejores condiciones, si sabes de alguien o donde se pueda conseguir aqui en venezuela me avisas.. soy de maracay

      Eliminar